Ahora su fiesta será eterna con el dios Baco

0

Primitivo Pech de 74 años, fiel seguidor del dios Baco y popular en este municipio como “Yitz“, fue encontrado muerto por uno de sus amigos de parranda el día de ayer a un costado de la vía pública de la calle 24 por 31 y 33.

El septuagenario formaba parte del “escuadrón de la muerte” de este rumbo llamado “San Martín“, siendo visto la última vez con vida el miércoles, departiendo trago con sus cuates.

TE RECOMENDAMOS: ORQUESTA TÍPICA YUKALPETÉN RECIBE LA MEDALLA “HÉCTOR VICTORIA AGUILAR”

El “Pajarraco“, vecino y acompañante de bebidas, fue quien se dio cuenta que Primitivo no estaba echando la siesta, sino que ya había pasado a mejor vida.

Inmediatamente pidió a los vecinos que llamen a la Policía Municipal poco antes de las 4 de la tarde.

Al final agentes locales a cargo del oficial Enrique Canul Tzuc, ya nada pudieron hacer y acordonaron el área en espera de las autoridades correspondientes para las diligencias de Ley.

El ahora occiso se hallaba sentado cerca de la albarrada de dicha vía pública, y junto a sus piernas su inseparable gorra, así como un traste donde bebió el último trago de aguardiente.

A pesar de que no se supo la razón de la muerte; no se descarta que el alcoholismo del pobre hombre le cobró con la muerte, pues desde hace años le daba duro a la bebida.

Yitz era una persona calmada y tímida, realizaba trabajos de deshierbe y chapeo. Asimismo del lugar en el que murió, a escasos metros de la vuelta de esa esquina vivía en su casa de Fonden con su hija, Lucy Pech.

Con información de ACOM.

Dejar una respuesta