Hay que formar ciudadanos que crean en sí mismos, afirma Ramírez Marín

0

En el marco de una reunión con representantes de las iglesias evangélicas de Yucatán, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín afirmó que toda actividad que fomente los valores y principios y una vida que trascienda a los demás debe ser apoyada.

“Si queremos ciudadanos prósperos, que crean en sí mismos y en una mejor sociedad, debemos unirnos todos, gobierno, sociedad civil, sector privado y organizaciones religiosas, sin que nos separen sus denominaciones”, indicó el legislador yucateco.

“Ciudadanos que creen en sí mismos, hacen una comunidad resistente a destruirse”, subrayó el diputado ante más de 200 líderes de las iglesias cristianas, presbiterianas, independientes, bautistas, asambleas de Dios y otras denominaciones, en una reunión en la que se abordaron males sociales que afectan particularmente los jóvenes.

“También queremos una política con ética y con valores”, enfatizó el vicecoordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados.

En la reunión, realizada el pasado fin de semana, los líderes evangélicos y de la comunidad evangélica en la entidad propusieron crear un frente común para contener  el suicidio en Yucatán, un problema que  coloca al Estado en el primer lugar del país con 250 casos al año.

Ricardo Palomo Argüello, pastor de la Iglesia Casa de Vida, dijo que la gravedad del problema amerita poner en marcha una estrategia conjunta entre las instituciones de gobierno, académicas, sociedad civil y organizaciones religiosas para abatir este flagelo, cuyo alcance sea también ejemplo nacional.

“El año pasado, en el Día Mundial para Prevenir el Suicidio, la Organización Mundial de la Salud habló sobre la necesidad de incluir a las instituciones religiosas en el combate a esta epidemia, y la Asociación Española del Suicidio afirma que la herramienta más eficaz para prevenir el suicidio es la fe. No lo decimos nosotros, sino los expertos, así que estamos dispuestos a sumarnos a esta labor”, indicó el pastor evangélico.

En su intervención, Gaspar Valencia Solís, presidente de Líderes Evangélicos de Yucatán, afirmó que están a favor de sumarse a las causas que beneficien a la sociedad  y su postura no es de la restar ni dividir, sino de sumar y multiplicar.

“Estamos dispuestos a servir a la comunidad a trabajar hombro con hombro con legisladores como usted y con funcionarios comprometidos con la construcción de un mejor Estado y un mejor país”, afirmó el pastor.

Víctor Villanueva Abuxabqui, presidente de la Comunidad Evangélica de Yucatán y de la Convención Bautista Peninsular, recalcó que su labor no se limita a sus oficios religiosos  sino realizan un trabajo comunitario que y puede contribuir a atender problemas como el del alcoholismo, la drogadicción, el vandalismo y el suicidio.

Afirmó que hay 1,300 congregaciones evangélicas, que sirven a un 16% de la población estatal, tienen presencia en los 106 municipios y participan con obras sociales como clínica, hospitales y escuelas, además de realizar tareas comunitarias.

Esa fuerza, indicó, está dispuesta a sumarse al trabajo del diputado y de las autoridades en general.

Otros participantes como Alex Lizama Lizama, pastor de Renacer, A.R; Víctor Morales Carrillo y Wilson Estrella Osorio, vicepresidente y tesorero de Líderes Evangélicos de Yucatán, solicitaron el apoyo del diputado para gestionar un programa de vivienda para pastores, asesoría jurídica para regularizar la situación de varias denominaciones y becas escolares y de capacitación para el trabajo, respectivamente.

Luego de escucharlos, Ramírez Marín ofreció gestionar el programa de vivienda y apoyarlos en otras demandas, además de establecer una relación de trabajo y de servicio a la comunidad. Destacó el papel que juega la espiritualidad en el proceso de formación de los niños y jóvenes, en un mundo cada vez más apegado a las cosas materiales.

“Las organizaciones religiosas todas, sin separar sus denominaciones, son un vínculo para lograr la sociedad que queremos”, afirmó el diputado.

“Un sociedad con valores, fundada en principios, donde la conducta social sea virtuosa, que tenga la búsqueda de ser buena, por principio. Es la única manera de que podamos tener verdadera educación, verdadera seguridad y  verdadero progreso económico y social”, apuntó el legislador yucateco.

Dejar una respuesta